BIENVENIDA

Presencia.

Sólo estando presente puedes hacerte a la idea de lo que es vivir la misión: experiencia.

Nuestra vida misionera es presencia, oración y acción.

En este nuevo espacio queremos compartir nuestra vocación misionera “desde el corazón de la misión”, desde los lugares donde nos encontramos y a través de las experiencias que vivimos. Pretendemos dar a conocer nuestra vocación específicamente misionera y cómo se traduce esto en el hoy de nuestras vidas: acercar un poco esa realidad que palpamos en primera línea de misión, cada día: India, Perú, Colombia, Congo, Tchad, Haití, Camboya, Marruecos e incluso España.

Desde ya os damos la bienvenida y os invitamos a adentraros con nosotras a este otro mundo repleto de vivencia y sobre todo, repleto de rostros que reclaman ser conocidos, contemplados, escuchados y acompañados, de corazón a corazón desde el corazón de la misión.

Vocación Misionera

FORMACIÓN DE UNA RELIGIOSA MISIONERA


…para hacer una misionera de la Compañía bastaría acercarla, enseñarle a entrar, hacer que llegue a ese CORAZÓN de Jesús donde está toda la plenitud de la Divinidad.

  


Y es precisamente allí, en ese CORAZÓN, donde encontrará (y se encuentra) todo lo demás que es lo que caracteriza su vocación…Allí se encuentra con esas almas que no le conocen y que Él le confía…con los más pobres, los más abandonados, los enfermos, los leprosos…


 
Allí se encuentra con el celo por la extensión de su Reino y la gloria de su Padre…


Allí se encuentra con todo lo que Él amó en la tierra: la pobreza, humillación, dolor…Con todo esto ya tiene su vocación completa, no queda más que vivirlo con toda fidelidad.